Derrota

Se ha agotado mi surtido de palabras, se ha atorado en mi garganta el pensamiento, he perdido cada una de las formas y las voces que guardaba en el recuerdo. Derramé la última gota de mi sangre peleando por un bien imaginario, coloqué la inmensidad del universo en la bolsa más plagada de agujeros. Se quedaron sin respuesta tantas cartas, he cerrado con candado tantas puertas, entregué mi luz, mi vida, su esperanza… sé que habrá mucho silencio en mi entierro. Sólo puedo continuar con esta lucha porque no se me dará empezar de nuevo. Seguiré, sin responder, sin dar batalla; perderé para encontrarme con el sueño.